miércoles, 17 de enero de 2018

Como llamar a las Hadas





Si llamamos a las hadas, estas no pueden acudir inmediatamente.

Las hadas, primero probarán como es nuestra naturaleza, como somos.
Nos analizarán para saber si nuestras intenciones son buenas.
Y no siempre querrán aparecer.
Sería muy feliz si pudiera estar entre vosotros, y acompañaros solo un tiempo.
Pero tienes que llamarlas con tu mejor intención, con tu pureza de alma, que los obstáculos para encontrarlas se disuelvan.
No debes ir detrás de las hadas, si no las puedes lograr ver, pues ellas te encontrarán a ti.


Hay que repetir esta oración:
“Vengo con todo mi respeto y paz en mi corazón, para vosotras,
las hadas. No me aventuraré a entrar en sitios
donde vosotras no estéis de acuerdo y no me lo permitáis.”

martes, 18 de abril de 2017

Los espíritus elementales de la tierra: Los Gnomos



Cuando el planeta Tierra todavía era una masa incandescente, los elementales ya estaban presentes ayudando a los Devas (Arquitectos cósmicos y Espíritus superiores) a planear la construcción y la futura vida en nuestro bello planeta.

La tierra es el más denso de todos los elementos. Representa la nutrición, la protección, la estabilidad y la disciplina. Los elementales de la tierra son los gnomos, guardianes incansables de los tesoros de la tierra. Habitan en las profundidades de la tierra y en las minas y son conocedores de los secretos de la tierra. Desde el tinte de una simple flor hasta la creación de grandes cavernas, los gnomos siempre han sido los guardianes de gran parte del mundo natural.

Ellos trabajan con los humanos principalmente a través de la Naturaleza. Proporcionan a cada aspecto de la Naturaleza su propia energía. De este modo cada árbol, flor o roca tiene algo que enseñarnos.

Los cabalistas aseguraban que los cuatro elementos: la tierra, el fuego, el agua y el aire se agitaban gracias a los seres invisibles que animaban estos elementos. Según ellos los gnomos habitaban en el interior de las grutas llenas de estalactitas y eran los guardianes de las minas de oro y plata.

Los gnomos provienen de una raza antigua, tan viejos como las piedras que habitan y a menudo toman las costumbres y apariencia de los lugares en los que viven.

Son unos seres diminutos con una gran longevidad: su promedio de vida está entre los 450 y 500 años.

Tienen un olfato muy desarrollado y poseen el don de la telepatía.

Son trabajadores, alegres y muy sabios. Trabajan con el reino mineral, animal y con la humanidad.

Hubo un tiempo en el que existió una gran conexión entre los gnomos y los humanos. Las normas de esta íntima relación eran sencillas y comprensibles: “la bondad forja la bondad” y “la crueldad forja la crueldad”. Desgraciadamente, cuando los humanos se volvieron más “civilizados”, comenzó la burla sobre los gnomos. Esta mofa les apartó del contacto humano.

Donde antes existía un pueblo unificado, comenzó a dividirse y separarse. La burla humana aumentó y muchos gnomos se volvieron recelosos de cualquier contacto humano y otros permanecieron cercanos a los humanos, siendo leales a algunos humanos.

Los elementales aman a las personas naturales, de mente sencilla y que son como los niños: inocentes y sinceros. Cuanta menos vanidad e hipocresía haya en el hombre, más fácil le será acercarse a él. Pero si es al contrario, se vuelven reservados y esquivos como un animal silvestre.

Los elementales nos piden patrones de paz y amor que ellos puedan imitar y reflejar  hacia el exterior. Debemos agradecer diariamente la bendición de los elementos y de todo lo que nos rodea en nuestras vidas.

Existen, junto a los enanos, muchos tipos de hadas y elfos que también trabajan con la tierra y sus elementos. Trabajan, entre otras cosas, ayudando a que las cosas crezcan. Todavía no nos percatamos de la gran cantidad de energía que es necesaria para que algo crezca.

La mayoría de estos elementales todavía se esconden de los humanos y a menudo adoptarán la forma de mariposas y pájaros para no ser vistos.

CORRESPONDENCIAS DEL ELEMENTO TIERRA

    Elementales: gnomos
    Rey elemental: Ghob
    Tipo de energía: femenina, receptiva
    Hora celta: medianoche
    Estación: invierno
    Dirección: Norte
    Sentidos: oído, tacto y olfato
    Colores: verde y café
    Herramientas: sal y arena
    Instrumentos musicales: tambores y todos los de percusión
    Piedras: ágata, azabache, jaspe verde, ojo de gato, turmalina verde y negra, turquesa
    Metales: plomo
    Árboles sagrados: fresno, ciprés, olmo, madreselva y espino
    Animales: arañas, caballo, perro, gusano, vaca y roedores
    Signos astrológicos: Tauro, Virgo y Capricornio
    Hierbas y plantas: alfalfa, algodón, artemisa, avena, cebada, centeno, helecho, maíz, membrillo, patchuli, trigo y verbena

martes, 21 de marzo de 2017

COMO CONECTAR CON LAS HADAS

A las hadas les encantan las rosas, los geranios, las hojas de hiedra, el tomillo, los tréboles, la verbena, la miel y los lazos de colores y que si quieres conectar con ellas debes acercarte a un río, en la parte más profunda de algún bosque. As hadas siempre están vigilando sus plantas a la orilla del rio.

Lleva en una cestilla de mimbre unos pétalos de rosa y un poquito de miel asi como lazos de colores. Deposítalos al pie de algún árbol cerca de la orilla. Acuérdate si llevas miel en algún frasquito de destaparlo. Escoge un día claro y con mucha luz, ya que las hadas temen la oscuridad, la lluvia y la noche. Pídeles tu deseo. Ellas atienden a todo, pero son especialistas en temas de amor. Aléjate del lugar muy despacio, pero sin mirar atrás. Las hadas te seguirán para agradecerte tus regalos y para tratar de hacer realidad tu petición.

Es muy posible que puedas sentir a tu alrededor su presencia y ver en medio de la oscuridad puntitos luminosos…

Son ellas, no lo dudes…